Críticas

El Progreso

El Progreso

18/10/1994

El Progreso, 18 de Octubre de 1.994

Exposiciones. J. Trapero Pardo.
Obras de Castro Dopico en Sala de Arte del Banco Gallego.

En Lugo de nuevo el artista coruñés José Castro Dopico.
En la Sala de Arte del Banco Gallego expone una amplia y vistosa colección de pinturas de formato vario y temas que van desde el retrato a la creación de formas y del contrastar valores cromáticos hasta el paisaje marino, rural y urbano.
Ya en exposiciones anteriores demostró su maestría en el dibujo; pero en la actualidad, a esa notable condición, se unen nuevos logros técnicos, siempre dejando en ellos su personalidad e inspiración. Temas que el artista, en su incesante recorrer Galicia, ha captado en las cuatro provincias y que ha sabido plasmar en cada una los propios efectos de luz. Una de las características de Castro Dopico es la de saber dar expresión de movimiento o de inercia a sus obras, de acuerdo con lo que representan. Los números 7 y 8, representan dos embarcaciones.
Una en que las líneas amplias de las velas desplegadas de un gran navío -tratadas con suaves efectos de luz y sombras-, y el casco del mismo en navegación; nos hacen ver la fuerza y vemos en movimiento la nave; mientras que el velero navega, otro buque, acoderado a un muelle, perfila de modo vertical la arboladura, en líneas casi paralelas. Este buque descansa.
Artesanía es el título de una obra en que la paciente realización de un tapete en blanco, en el que pueden contarse los puntos, tiene sobre él una serie de objetos metálicos de uso doméstico, que aparecen en relieve. Pero el artista ha sabido dar al conjunto un sentido romántico con un breve ramo de flores que allí aparece.
Unido a esa perfección del dibujo, que haría de sus cuadros un realismo a ultranza, si no pusiera en ellos ese algo "vital", en lo que es inerte; Castro Dopico representa monumentos como el Pórtico de la Gloria, Puertomarín, Platerías y otros, en los que, utilizando tonos y luces,y los contrastes de luz y sombras; se llega a darlesuna eficiencia, que nos parece hallarnos ante esos monumentos reales.
Y dije que hay en esta exposición el retrato. Y ahí, en su autoretrato y en el de una niña, se aprecia cómo ha sabido utilizar la pincelada y el color, para que los rostros expresen una situación anímica que la cámara fotográfica no podría lograr.
Asimismo, cuadros de composición de figuras y ambientes, como Castañeira y Maternidad, nos meten en funciones dispares, pero unidas por el sentimiento que en las obras puso el autor.
Termino, pues, este breve comentario de las numerosas obras expuestas; pero en todas aparece el perfeccionamiento del arte que Castro Dopico ha puesto en su trabajo y el sentido poético que ha dado a alguno de sus cuadros.
Una vez más, pues, felicitamos al notable artista.

Críticas

El Progreso

El Progreso

14/10/1994

El Progreso, 14 de Octubre de 1.994

Exposiciones
Castro Dopico en el Banco Gallego

El pintor coruñés José Castro Dopico expone su obra desde el pasado día once en la sala de arte del Banco Gallego de Lugo. La muestra, que recoge un total de treinta y tres obras de temática variada, podrá ser visitada hasta el próximo día 18 en horario de visitas de 7 a 9 y media de la noche en días laborables y de 12 a 2 del mediodía, los festivos. En opinión de José Trapero Pardo, según reseña realizada con motivo de la anterior exposición del pintor y que figura en el catálogo, "Castro Dopico construye edificios con pincelada metódica predominando en su obra el neoimpresionismo".

Críticas

El Progreso

El Progreso

12/03/1991

El Progreso, 12 de Marzo de 1.991

Exposiciones
Óleos de Castro Dopico en el Banco Gallego
Redacción

Ayer, se inauguró, en la sala del Banco Gallego, una exposición de óleos originales del pintor coruñés José Castro Dopico.
Presenta en total treinta y dos obras, entre las que no faltan los motivos lucenses, como la Casa Consistorial y la fachada norte de la catedral.
La obra de este pintor ya era conocida en Lugo, donde expuso en ocasiones anteriores. Castro Dopico es definido por el crítico Laureano Álvarez como un pintor "un tanto escondido en sí mismo", que "cultiva una de los varios realismos distintos de la realidad".
La exposición podrá visitarse hasta el día 18, inclusive, en horas de siete y media de la tarde a diez de la noche, los días laborables, y de doce a dos de la tarde, los festivos.

Exposiciones
El neoimpresionismo en la obra de Castro Dopico
J. Trapero Pardo

Tras algún tiempo sin exponer sus obras en Lugo, llega ahora, con técnica depurada y más acercada al neoimpresionismo, el artista coruñés Castro Dopico, que presenta 32 óleos en la Sala de Arte del "Banco Gallego", en la que, pintando con amore, aparece el retrato de la esposa del artista y que es un acierto de fidelidad al modelo y un estudio de composición en el retrato, al contratar el realismo y sicología del rostro con las vestiduras, éstas en clara técnica expresionista.

El mar

Castro Dopico, fiel a sus temas, busca en el mar inspiración, o se acerca a lugares urbanos y viviendas rústicas y a nuestro paisaje rural, sin rehuir la figura humana, en la que destaca Retrato de mi nieto, un niño desnudo perfecto de línea y expresión.En el paisaje, el artista, como Ruskin dijo de Turner, busca en la Naturaleza un lugar en que puede descubrirse el espíritu de las cosas. Pequeños paisajes entre brumas y suaves celajes; paisajes de gran formato como Rincón de Chelo y Camino en el bosque, estudiados con distinto cromatismo, el primero valorando los primeros planos y la fuerza tonal y el segundo con perspectiva profunda y verdes brillantes, en la que el foco presenta cálidos efectos de luz, con sensación de profundidad y el romanticismo de una gran avenida entre árboles.

Pincelada impresionista

Este artista, frente al mar, al peirao, al muro y al buque, sabe -arte, oficio, dibujo- arrancar a la luz y a la forma, con pincelada impresionista y segura, el valor natural y hasta humano que el mar ofrece, si se contempla con ojo de artista y amor a lo poético, como se aprecia en Marina lo de difícil composición.
La perfección del dibujo se hace más ajustada aún en cuadros de Betanzos y Lugo. Entre varios lucenses destacaré Rincon de Lugo, con valor también histórico pues recuerda viejos edificios, que se asomaban a la Plaza Maior, hoy en malhora modificados.
Castro Dopico "construye" edificios con pincelada metódica.
Pero en Bodegón con flores se acerca al puntillismo para valorar elementos del cuadro. El otro sin título y tema de desnudos, la rotundidad de líneas y entreverso de figuras parecen llevar, como se dijo en otras de Matisse, un impulso dionisíaco, es decir, pasión humana. El artista, pues en la exposición en Lugo, prueba que ha unido a nuevas técnicas un neorrealismo equilibrado, que da a sus obras nuevos valores pictóricos, que los numerosos visitantes elogian, porque, sin caer en academicismos, poetiza la realidad.

Críticas

El Progreso

El Progreso

24/06/1981

El Progreso, 24 de Junio de 1.981

De arte
Óleos y acuarelas de Castro Dopico
J. Trapero Pardo

Numerosos son los cuadros al óleo y a la acuarela que el artista expone en la Sala de Arte del Banco de Crédito e Inversiones, con temática varia, que va desde el bodegón a la marina, pasando por el paisaje, el retrato, edificaciones urbanas y rurales y escenas de los hombres "da mariña" y del campo.
El valor de esta obra se basa en el dibujo de notable perfección y en la peculiar entonación que el artista da a sus cuadros, ajustada al paisaje gallego, en el que predomina la suave tonalidad colorista; similar a la empleada por Parmaroli en alguno de sus cuadros, aunque en el paisaje de bosque, con otra fuerza cromática, se acerca más a otros de Beruete. Entre los que figuran en la exposición destaca el número 4, titulado sencillamente "Bosque", en el que el juego de la luz a través de la arboleda está perfectamente logrado.
Siguiendo la Escuela pictórica de La Coruña, Castro Dopico saca de los grises de las mariñas gallegas lo que hay en ellas de suavización de las formas, como puede verse en la 9, en la que, difuminado el conjunto por la neblina, se aprecia entre ella una aislada lancha en el mar.
Entre los cuadros que figuran en la exposición hay algunos con temas de Lugo y su provincia. Nuestra Plaza del Campo, tantas veces tema de pintores y dibujantes, ha sido representada por este artista de modo original, pues además de captar el ambiente recoleto y suave de la Plaza, de un modo realista, la ha captado con especial perspectiva, "Ferreira de Pallares" y "Rincón de Centulle", son dos obras en las que al colorido da valor el ajustado dibujo de volúmenes y formas.
Aún sin separarse del realismo, Castro Dopico, mantiene en algunas de sus obras un sentido poético y sugeridor, que, partiendo de un neoimpresionismo que se aprecia en la mayoría de sus cuadros, realiza figuras humanas y otros elementos, componiéndolos con una estructura y colorido notables.
En la acuarela, con técnica similar a la del óleo, el artista prueba su seguridad y limpieza del trazo, utilizando volúmenes y veladuras al primer toque, lo que da a sus obras relieve y profundidad. Técnica especial es la de dibujar con la espátula y tinta negra, que permite la sensación de un aguafuerte al cuadro.
Abunda la figura humana en la obra de Castro Dopico. Posiciones y escorzos adecuados a la escena en que figuran perspectivas logradas por la gradación del tamaño de las mismas a la vez que logra bellos efectos de expresión. "A feira do pulpo", "Mariscando" y "Mariscadores" -éste en mi opinión el mejor en el estilo- forman con "Marineros en puerto", un buen ejemplo de composición.
Es digna, pues de ser visitada esta exposición, ya que en ella se puede conocer la obra de un artista y un técnico como es Castro Dopico.